Salón de Los Ángeles 2016: Jeep CompassÚltima Actualización: 30/11/2016

Debutó oficialmente este SUV compacto, que reemplazará a los Compass/Patriot.

Desde que FCA anunció que concentraría sus esfuerzos en aquellos segmentos que le permitieran un elevado volumen de ventas, el desarrollo de modelos tipo crossover/SUV ha cobrado vital importancia y Jeep es una de las piedras angulares de dicha estrategia. Hasta ahora la firma no tenía un rival serio en el nivel de entrada de los SUV compactos, pero busca revertir dicha tendencia con la nueva generación del Compass.

Si bien la primicia mundial tuvo lugar en Brasil, la marca aprovechó el salón angelino para realizar el debut oficial de este modelo, el cual tomará el lugar de los veteranos Compass/Patriot. Su estilo adopta diversos elementos visuales de la Grand Cherokee para configurar una carrocería de 4,41 metros de largo, 1,81 metros de ancho y 1,65 metros de altura, con una distancia entre ejes de 2,64 metros.

En cambio la cabina guarda más semejanzas con los Cherokee/Renegade, no solo en su estilo y disposición de los mandos, sino también en los acabados y materiales empleados. Vale la pena destacar la presencia de un display digital en el tablero (que puede ser de 3,5 o siete pulgadas) para visualizar información relacionada con el manejo, mientras que la interfaz multimedia Uconnect puede ser gestionada desde una pantalla táctil (de cinco, siete u 8,4 pulgadas). El habitáculo tiene espacio para cinco ocupantes y su baúl es de 410 litros de capacidad.

Jeep menciona que, dependiendo del mercado, el Compass podrá incorporar de serie elementos como siete airbags, techo panorámico, freno de parqueo eléctrico, control de crucero, botón de encendido, cámara trasera, conectividad Apple CarPlay y Android Auto, climatizador bizona, asientos con calefacción, tapicería de cuero, control de estabilidad, advertencia de colisión frontal, monitoreo de punto ciego, alerta de salida de carril y frenado autónomo.

Como ya es tradicional en los modelos de la marca, se ofrecerán tres niveles de acabado (Sport, Longitude y Limited), que se diferencian por algunos elementos cosméticos y el diámetro de los rines (de 16 a 18 pulgadas). Adicionalmente se ofrecerá una edición TrailHawk, pensada para una mayor exigencia todoterreno e incorpora suspensión elevada, parachoques diferentes, ganchos de remolque, placas de protección en los bajos, piezas de color negro y llantas de labrado mixto.

Por ahora, la gama de motores del Compass estará compuesta por bloques de cuatro cilindros, con dos opciones atmosféricas de gasolina (2.0 TigerShark de 159 hp y 2.4 TigerShark de 180 hp), junto con un turbodiésel (2.0 Multijet de 170 hp), cuya disponibilidad dependerá de los mercados donde se venda. Se menciona que el de menor potencia tendrá una caja automática de seis cambios, mientras que los dos más potentes usarán una de nueve relaciones. Curiosamente, el motor 2.4 TigerShark también podrá estar asociado a una caja mecánica de seis cambios.

Respecto a las opciones de tracción, los Compass con motor 2.0 TIgerShark serán de tracción delantera, mientras que los demás podrán incorporar el sistema Jeep Active Drive de tracción en las cuatro ruedas con la función Select-Terrain de cuatro modos de uso: Auto, Snow y Sand/Mud. Por su parte, las versiones TrailHawk incorporan el esquema Jeep Active Drive Low, con una relación muy corta para la primera marcha (a manera de bajo), se añade un quinto modo de uso (Rock) a la función Select-Terrain y se adiciona el control de descenso. De momento se anuncia que los Compass con rines de 17 pulgadas tendrán un despeje respecto al suelo de 21 centímetros.

A la fecha, este nuevo SUV compacto de Jeep ya está a la venta en Brasil, donde se produce en la planta de Goiana, Pernambuco, pero los modelos que lleguen a Estados Unidos se fabricarán en Toluca, México. A su vez, la firma también armará este modelo en China e India, con el objetivo de iniciar su comercialización a lo largo de 2017 en varios mercados.