Salón de Detroit 2017: BMW M550i xDriveÚltima Actualización: 09/01/2017

Así luce la variante de la línea ‘M Performance’ del nuevo Serie 5 G30. 

Con el fin de ofrecer mejores prestaciones, BMW anuncia la aparición del M550i xDrive, una variante de corte deportivo que pertenece a la línea de modelos M Performance y se posicionará por encima del nuevo 540i, pero sin acercarse a los terrenos del futuro M5.

Como es de esperar, se ha añadido el kit aerodinámico M en el exterior, el cual está compuesto por parachoques deportivos, faldones laterales, spoiler posterior integrado en la tapa del baúl y algunas piezas de color gris antracita, como carcasas de los retrovisores o las molduras del parachoques delantero, tal como sucede en otros M Performance.

En la cabina no hay cambios radicales, excepto por la presencia de elementos del paquete interior M, como timón deportivo de tres radios, diseño distinto del selector de marchas, pedales metálicos, apliques de aluminio en diversas partes y piezas de color negro. Todo lo anteriormente mencionado, se complementa con rines M de 19 pulgadas.

A fin de brindar un mejor comportamiento dinámico, el M550i xDrive cuenta con frenos de mayor resistencia a la fatiga (y mordazas pintadas en color azul), suspensión deportiva M, tren de rodaje rebajado en diez milímetros y el esquema de tracción total xDrive, con un ajuste creado específicamente para este modelo.

Dado que se buscó configurar una propuesta superior a la del 540i de seis cilindros y 340 hp, los ingenieros de la casa de Múnich instalaron un motor V8 biturbo de 4,4 litros, que produce una potencia de 462 hp a 5.500 rpm y 66,2 kg-m de torque, disponibles desde las 1.800 rpm. Va conectado a una caja automática Steptronic de ocho cambios modificada por M Performance.

Gracias a este conjunto motriz, el M550i xDrive es capaz de acelerar hasta 100 km/h en cuatro segundos, aunque su velocidad máxima esta electrónicamente limitada a 250 km/h.