Una actualización sutil en lo visual pero importante en aspectos ergonómicos y mecánicos. Audi no necesitaba muchos cambios para mantener a su Q5 en un nivel competitivo ante una competencia muy fortalecida.