El renacimiento de BYD en Colombia se da con una gama de productos que en nada recuerda a lo último a lo que tuvo acceso el público colombiano hace una década por medio de otro representante.