Antes de la presentación internacional del C5 X, era casi un hecho que este modelo de Citroën había abandonado casi del todo su identidad como un automóvil. Ahora se ha convertido no solamente en uno, sino en dos crossovers. Probamos a fondo un modelo muy interesante tanto en forma como en fondo.