Viajando de Cali al Huila, Caquetá y Tolima

Camilo Andrade

Usuario
Abr 14, 2014
4

Hola a todos, quiero relatarles un viaje que hice con mi familia .Primero quiero contarles que viajé en la semana santa pasada que fue del jueves 17 al domingo 20 de abril del 2014 con toda mi familia en dos carros el mío un Renault Symbol 2001 que aparentemente no iba a dar la talla para semejante viaje pero se comportó de maravilla salvo algunos impases que les contare más adelante, el segundo carro es un Chevrolet spark GT 2011 al cual como no le cabía nada en el maletero me toco a mi cargar con todas las maletas en el Symbol. Salimos desde Cali a las 5 de la mañana del jueves tanqueando los carros, el mio con $90 mil y el spark con $70 mil, luego llegamos a Popayán a las 7 a.m. pasando por dos peajes cada uno costando $6.800, allí estuvimos dando vueltas por la ciudad blanca aprovechando que se engalana para la semana santa.



De Popayán a las 10 a.m. partimos rumbo al Coconuco y la región del Puracé hasta entrar al parque nacional del Puracé al principio la carretera pavimentada pintaba bien para el viaje acompañada de maravillosos paisajes para después llegar a una carretera destapada pero en buen estado para carros bajitos donde hay que transitar a baja velocidad, seguimos avanzando y llegamos al páramo del Puracé; la vista era majestuosa no podíamos pestañear al estar asombrados por la maravilla natural que son estos inmensos valles llenos de frailejones cuidados por el volcán en el fondo. En esta carretera desde Popayán hasta la plata Huila tardamos unas 6 horas.


Desde la Plata debimos tomar un desvío por una carretera destapada pero más corta que nos llevaría hasta Garzón pero en vez de eso sin saber nos desviamos pasando por varios pueblos en carretera destapada hasta San José de Isnos, Pitalito, Timaná, Altamira, La Jagua y finalmente Garzón a las 7 de la noche y encontramos un peaje en Altamira.


En Garzón pasamos una calurosa noche visitando las calles que por las procesiones estaban en tránsito lento. Al otro día a las 10 de la mañana partimos nuevamente por la carretera que llegamos rumbo al sur para llegar al parque arqueológico San Agustín, la carretera estaba en muy buen estado salvo por algunos tramos destapados y polvorientos, Luego de 3 horas con una parada de media hora en Pitalito para almorzar llegamos al pueblo de San Agustin. Este pueblo conserva calles en piedra, casas en barro y ventanas coloniales, es muy agradable y según sus habitantes muy seguro, hay artesanías de todo tipo pero se especializa en venta de imágenes de las estatuas de piedra del Parque Arqueológico que queda pegado al pueblo, llegamos al parque que estaba muy congestionado y nos tocó buscar parqueadero a la orilla de la carretera a casi 500 metros de la entrada por la cantidad de carros y buses turísticos que habían propios de esa semana festiva. La entrada al parque cuesta para los adultos $20.000, $5.000 para niños de 5 a 10 años, $10.00 (los menores de 5 años no pagan y tampoco los mayores de 60 años) los estudiantes presentando el carné de su colegio, instituto o universidad reciben descuento del 50%, así que aplicamos malicia indígena y mi esposa y yo desempolvamos los carnés de la universidad y dijimos que éramos estudiantes y claro que nos creyeron pero solo para que la fila avanzara. La visita al parque es una experiencia que te hace amar más esta tierra Colombia, te hace sentir orgullo llevar la misma sangre y origen de esas personas que hicieron esos espectaculares monumentos.

En la noche nos regresamos a Garzón no sin antes pasar por el mismo bendito peaje de Altamira por el cual habíamos pasado con esa tres veces.

Al día siguiente desde Garzón pasamos al departamento del Caquetá rumbo a su capital y mi tierra natal Florencia, la carretera está totalmente pavimentada y hay que subir la cordillera oriental y pasar por unos túneles a los cuales les hace falta iluminación. El paisaje como siempre era inspirador, pero hay que tener cuidado en esta zona primero por la neblina que es muy densa sobre todo al llegar a la cima de la cordillera y los continuos derrumbes que se presentan a la entrada de Florencia. Desde Garzón hasta Florencia nos tardamos tres horas a un ritmo lento pero constante y el único peaje fue como siempre el de Altamira que ya se estaba lucrando gracias a nuestras continuas pasadas.

Florencia Caquetá es una ciudad pueblo muy calurosa y con un tráfico espantoso, hay demasiadas motos circulando por las calles y algo que noté es que no había una sola calle que estuviese en buen estado, todas tenían deterioro, huecos y pavimento derretido que hacían del recorrido por esta capital algo fastidioso y estresante. Allí pasamos la noche (muy calurosa) y fuimos a su único centro comercial “Gran Plaza” que tenia de todo, hasta pista para patinaje en hielo.

Al día siguiente muy temprano estábamos empacando para retornar a Cali, y se nos ocurrió la idea de devolvernos por Ibagué en vez de pasar por el Puracé, para ahorrarnos el desajuste del carro y para conocer más (Mala idea) esa idea nos salió más cara de lo que habíamos presupuestado ya que nos dijeron que hasta Cali solo habían 6 peajes, pero no, habían 10 peajes contando con el doblemente bendito peaje de Altamira. Iniciamos el viaje a las 10 de la mañana saliendo de Florencia y hasta garzón nos tardamos dos horas y media, allí hicimos una parada técnica para ajustar unos tornillos que se habían aflojado en las uniones de las llantas delanteras producto del paso por la destapada del Puracé. El asunto fue arreglado momentáneamente ya que contábamos con poco tiempo para tan largo recorrido que habíamos planeado de garzón fue un viaje derecho por una excelente carretera casi recta en unos tramos y acompañadas de paisajes insuperables y plagada de peajes caros, casi 4 solo en el departamento del Huila desde Garzón hasta Neiva.

En Neiva paramos a las 4 de la tarde para almorzar a un lado de la carretera. Tomamos carretera nuevamente 40 minutos después de esa parada y nos fuimos en recta pasando por Aipe hasta entrar al departamento del Tolima que nos recibió con un hermoso peaje (a este punto ya estaba pensando que tenía que empeñar el carro para pagar el resto de peajes que venía) la carretera es muy buena en todo el Tolima hasta llegar a Ibagué, al cual llegamos a eso de las 7 y media de la noche. A esa hora ya estaba totalmente agotado y con algo de sueño, decidimos entonces dormir un rato de una hora para continuar y comprar redbull para que nos diera alas en el reto de pasar la línea.

Salimos desde Ibagué a las diez de la noche manejando con mucha prudencia y con una velocidad baja, nos encontramos con el clásico peaje de Cajamarca con el frio que lo caracteriza, subimos al alto de la línea que estaba un poco despejado gracias al plan retorno pero pues nunca falta el transportador que hace caso omiso de las reglas y claro hace nos tardemos eternidades detrás de ellos tratando de encontrar un lugar para rebasarlos con el riesgo altísimo que eso implica debido a lo estrecho de la carretera y el continuo flujo de vehículos. Llegamos a Calarcá a eso de las doce y media y tomamos la ruta a la Tebaida y pasando el peaje de esa zona mi carro tuvo una falla mecánica en la rueda que nos hizo pasar un susto grande porque nos fuimos a un costado de la carretera, menos mal no pasó nada solo fue el mini infarto de sentir que no tienes por unos segundos el control de tu carro, por suerte a esa hora la carretera estaba sola y yo manejaba a una velocidad baja. Después de ese impase fuimos hasta una bomba a dormir a la intemperie mientras se solucionaba el transporte del carro y el nuestro y finalmente a las cinco de la mañana llegamos a Cali contentos de estar en casa.

En resumen el viaje fue todo un éxito, lo volvería a repetir todo excepto por lo del accidente, fue una experiencia en familia inolvidable que nunca se podrá borrar de nuestras mentes, este viaje nos renovó las energías, el orgullo patrio, el sentido de pertenencia, la unión familiar. Pienso que si en algo la gente quiere gastarse la plata, que sea viajando por tierra por nuestro territorio colombiano.

En total los datos del viaje fueron:

En número de peajes de Cali a Garzón pasando por Puracé 3. De Florencia a Cali por Ibagué 10

En Gasolina a cada carro se les fueron tres tanqueadas full de $80.000 cada una osea $240.000 en gasolina por carro

En peajes totales sin repetir el famoso peaje de Altamira fueron 13 con un costo aproximado más o menos cada uno de 8.000 nos da un total de $104.000

Un dato extra que les puede interesar es que mi esposa y yo tenemos la costumbre de que en cada viaje apuntamos el nombre del peaje y el costo, les dejo la lista de peajes que pasamos en este viaje desde Florencia hasta Cali pasando por Ibagué y metiéndose por Yumbo:

1. Altamira: $6.800
2. Los Cauchos: $6.600
3. Peaje Neiva: $8.700
4. El Pata: $8.700
5. Gualanday: $7.800
6. Cajamarca: $6.800
7. Corozal: $6.300
8. Uribe: $7.200
9. Betania: $7.200
10. Mediacanoa: $6.900

Camilo Andrade
 
Última edición:

Viclio

Antiguo y Clásico
Ene 4, 2013
419
Muy bueno ese viaje y gracias por compartir esa experiencia, como bien lo dice nada como viajar y compartir en familia!!! podría comentarnos que inconveniente fue exactamente lo que le sucedió a la rueda del carro?. Saludos.
 

julialgo

Antiguo y Clásico
Nov 22, 2010
2,160
Excelente post, dan ganas de salir de viaje de nuevo, jeje.
Tengo la misma pregunta de Viclio, me quedó la duda de que sucedió exactamente con la rueda.
 

Sabogal

Antiguo y Clásico
Dic 31, 2009
189
Excelente narración, y me surge una duda: ¿Porqué estando en San Jose de Isnos, que queda a unos 25 kilómetros de San Agustín, salieron para Garzón (a más de 100 kilómetros al norte) y luego regresaron a San Agustín?

Saludos!
 

Camilo Andrade

Usuario
Abr 14, 2014
4
Muy bueno ese viaje y gracias por compartir esa experiencia, como bien lo dice nada como viajar y compartir en familia!!! podría comentarnos que inconveniente fue exactamente lo que le sucedió a la rueda del carro?. Saludos.
Ah bueno me olvidaba comentar eso lo que pasa es que en la carretera que pasa por el Puracé el carro vibró mucho y esto hizo que los tornillos que sujetan la union del timón con la rueda se desajustaran y cuando frenaba las llantas delanteras giraban un poco hacia la derecha y cuando aceleraba volteaban un poco hacia la izquierda, ese problema me tocó hacerlo solucionar en la carretera puesto que no habia señal para llamar a una grua o al carro taller y fuimos a un mecanico que los apretó pero dejo rodados los tornillos.


Y en respuesta a Sabogal de la ida a Garzón era que nuestro objetivo principal era esa ciudad, porque allá era donde estaban esperandonos unos familiares y como conté nuestra ruta no tenía que pasar por Isnos, teníamos que ir hasta la plata pero nos perdimos y fuimos a dar por allá, igual no importó mucho porque lo que estabamos haciendo era paseando y no teníamos afan de llegar.
 
  • Me gusta
Reacciones: julialgo y Viclio

HEFESTO

Usuario
Dic 25, 2013
16
Mi viejo!!
Tu relato es inspirador. En la familia estamos pensando hacer el viaje hasta el Huila en estos días, por la vía Puracé. Quiero preguntarte si hay muchas subidas en el recorrido, ya que nuestro carro es viejito.

Quedo pendiente, para disponer de todo lo necesario.

P.D. Si hay otros viajeros que puedan darme muchos detalles, se los agradeceré.

Mi pregunta sobre las subidas, es específicamente, si son muy bravas. Conozco las de la vía a Popayán y aguantan. ¿De ahí en adelante son iguales o hay algunas más empinadas? Gracias!!!
 
Última edición:

Camilo Andrade

Usuario
Abr 14, 2014
4
Mi viejo!!
Tu relato es inspirador. En la familia estamos pensando hacer el viaje hasta el Huila en estos días, por la vía Puracé. Quiero preguntarte si hay muchas subidas en el recorrido, ya que nuestro carro es viejito.

Quedo pendiente, para disponer de todo lo necesario.

P.D. Si hay otros viajeros que puedan darme muchos detalles, se los agradeceré.

Mi pregunta sobre las subidas, es específicamente, si son muy bravas. Conozco las de la vía a Popayán y aguantan. ¿De ahí en adelante son iguales o hay algunas más empinadas? Gracias!!!

Despues de la zona de los termales de Coconuco se ingresa al parque nacional El Puracé el cual tiene un camino de tierra que desajusta cualquier carro por lo extenso que es el camino, aparte durante todo el recorrido dentro del parque no hay una sola casa o sitio para desvararse y fuera de eso no hay señal en la mayoría de los celulares debido a la lejanía, la única posibilidad de ayuda o de desvararse en esa zona es que otra persona que pase te ayude.