Sin anticiparlo, Kia lanzó en el país su crossover subcompacto más propio del mercado europeo, que llega con un motor turbo de tres cilindros y una mecánica mild-hybrid que lo exime del pico y placa en varias ciudades así no sea un híbrido per se.