Kia divulgó todos los detalles del nuevo Rio que llega a ColombiaÚltima Actualización: 07/07/2017

La 4ta generación del subcompacto se venderá en carrocería sedán y hatchback.

Por: Santiago Álvarez (@santi_al91)

Tal como en sus anteriores iteraciones, la cuarta evolución del Kia Rio (YB) aspira a convertirse en uno de los modelos más importantes de la casa coreana en el plano local y por ello, tras su debut regional, empieza su vida comercial en Colombia a partir de este mes. No en vano, de la anterior generación se comercializaron más de 38.000 unidades a nivel nacional y ha sido uno de los tres modelos de mayor venta de la marca en el país.

Según el fabricante, el estilo de ambas carrocerías fue resuelto por los centros de estilo en Alemania y California, que buscaron configurar un diseño más moderno y sofisticado que el del auto anterior, lo cual dio como resultado unos modelos ligeramente más grandes. Mientras que el hatchback ahora mide 4,06 metros (15 mm más), el sedán alcanza los 4,38 metros (15 mm más), aunque su distancia entre ejes es idéntica: 2,58 metros.

De esta manera, el espacio interior para cabeza, hombros y rodillas mejoró considerablemente, al punto que Kia afirma que el Rio tiene el habitáculo más amplio de su categoría. En relación a sus antecesores, la capacidad del baúl del hatchback se incrementó en 37 litros (ahora es de 325 litros), mientras que la del sedán aumentó hasta los 505 litros. Por su parte, el diseño de la cabina adopta elementos de los lanzamientos más recientes de la marca, adoptando materiales que buscan transmitir mayor calidad visual.

Kia decidió configurar al Rio que llega a Colombia con un equipamiento básico, que de serie contempla vidrios y espejos eléctricos, aire acondicionado, asiento y timón regulable en altura, conexión Bluetooth, faros de encendido automático y un equipo de audio de cuatro parlantes con pantalla de ocho pulgadas con interfaz K-Movie, exclusiva para los autos que se venden en el país. También en seguridad apenas incluye lo indispensable, pues apenas cuenta con dos airbags, frenos ABS con EBD, cinturones de tres puntos y apoyacabezas en todas las plazas, anclajes ISOFIX y faros antiniebla.

Dependiendo de la versión (serán seis en total para cada carrocería) será posible obtener rines de aleación de 15 o 17 pulgadas, tapicería en cuero, volante ajustable en profundidad, apertura KeyLess, encendido por botón, climatizador automático, techo corredizo, función de plegado eléctrico de los retrovisores, faros delanteros con iluminación en las curvas y diodos LED para la luz diurna y los faros traseros. En toda la gama será opcional la cámara y sensores de reversa, pero se destaca que los autos con rines de 17 pulgadas tendrán frenos de disco atrás.

Argumentando que los clientes del anterior Rio buscaban un equilibrio entre consumo y prestaciones, Kia confia en el motor Kappa MPI de 1,4 litros para ambas carrocerías, a pesar de que sus principales rivales ruedan con motores de 1,6 litros. Tras ser sometido a algunos cambios para mejorar su eficiencia, ahora produce 99 caballos de potencia y 13,6 kg-m de torque, los cuales son gestionados por una caja mecánica de seis cambios o una automática de igual número de marchas, que sustituye a la anterior unidad de cuatro cambios. Por lo pronto no se contempla la posibilidad de ofrecer impulsores de menor o mayor cilindrada/potencia.

De esta manera, Kia completa la renovación de sus tres best-seller locales (Picanto, Rio y Sportage), al tiempo que refresca su oferta en el segmento medio, donde rivalizará con modelos de la talla de Ford Fiesta, Mazda2, Chevrolet Sonic, Peugeot 301/208 o Nissan Versa/Note, entre otros. El nuevo Rio (ficha técnica) llegará importado de México y su gama de precios oscilará entre 50,9 y 64,9 millones de pesos, dependiendo de la configuración mecánica y de equipamiento.