Previa Salón de Frankfurt 2017: BMW i3 e i3sÚltima Actualización: 09/09/2017

Este modelo recibe leves cambios y gana una versión de mayor desempeño.

Aunque hace poco recibió un paquete de baterías de capacidad aumentada, en BMW no quieren ceder terreno ante la llegada de nuevos rivales como Chevrolet Bolt o el renovado Nissan Leaf y por ello, este subcompacto recibe ligeros cambios estéticos y otras interesantes novedades.

Estéticamente las diferencias son muy sutiles y tocan aspectos como la forma de los parachoques o la distribución del esquema de iluminación, en el que ahora la luz de largo alcance está dentro de los faros principales, mientras que el pequeño faro circular ahora es rectangular. Otros cambios tienen que ver con mayor presencia de elementos en color negro y dos nuevos tonos de pintura: rojo Melbourne metálico y azul imperial metálico.

Al interior hay cuatro líneas de acabado (Atelier, Loft, Lodge y Suite), mientras que la oferta de tapizados y apliques ha sido revisada. Otras novedades de equipamiento son la incorporación de la versión más reciente de la interfaz iDrive, iluminación exterior Full LED y un nuevo cable de carga que podrá conectarse a un tomacorriente de 120 o 240 voltios, con lo que la recarga total de las baterías puede tomar entre 39 minutos y 11 horas, dependiendo de la potencia de la red.

Sin embargo, lo más llamativo es la nueva versión i3s de enfoque deportivo y que se distingue por sus parachoques con apliques en negro brillante, molduras decorativas, pasos de rueda ensanchados y rines de 20 pulgadas con llantas en medida 175/55 adelante y 195/50 atrás. Otros cambios respecto al i3 estándar son una suspensión rebajada en diez milímetros y una trocha 20 milímetros más ancha.

En el plano mecánico, el esquema eléctrico del i3s ha sido optimizado para brindar más potencia (184 hp) y torque (27,5 kg-m), lo cual se refleja directamente en las aceleraciones, pues solo tarda 6,9 segundos para alcanzar los 100 km/h (cuatro décimas menos) y  se reduce en 0,8 segundos el tiempo que tarda en pasar de 80 a 120 km/h (4,3 segundos). También se menciona un ajuste más firme en la suspensión y nuevas barras estabilizadoras.

Las variantes normales (tanto i3 como i3 REX) se mantienen en 170 hp y no reciben ninguna modificación mecánica, al tiempo que BMW confirma que la autonomía en uso diario puede ser de hasta 200 km y oscilar entre 235 km y 300 km según las condiciones de uso. Hay que recordar que la versión REX cuenta con un pequeño motor de gasolina que mueve un generador eléctrico, el cual aporta 150 km de autonomía adicional.