Previa Salón de Tokio 2017: Toyota GR HV Sports y FJ Cruiser (Conceptos)Última Actualización: 12/10/2017

Estos modelos anticipan detalles que veremos en futuros autos de producción.

Teniendo como escenario la muestra japonesa, Toyota aprovecha la ocasión para dar a conocer dos modelos conceptuales híbridos, cuyas propuestas no anticipan del todo futuros modelos de producción, pero en cambio sí cuentan con características que se verán en las calles a comienzos de la próxima década.

     

El primero de ellos es el biplaza deportivo GR HV Sports, que aunque guarda una ligera semejanza con el vigente GT 86, se desmarca por completo de este modelo por la presencia de un techo tipo ‘targa’, unos faros con tecnología LED que recuerdan a otros híbridos de la marca y la carrocería de color negro mate. También cuenta con un difusor inspirado en el modelo de competencia TS050 Hybrid y un curioso botón de arranque colocado en el pomo de la palanca de cambios.

El fabricante también indica que su esquema híbrido está inspirado en la tecnología de dicho vehículo de carreras y se denomina THS-R (Toyota Hybrid Sistem Racing). No hay mucha información técnica al respecto, pero se precisa que sus baterías están alojadas en el centro del auto (bajo el piso) y su caja automática tiene una particularidad: Se pueden seleccionar sus posiciones en el tablero y ser gestionada de forma manual, pues la palanca cuenta con el recorrido en H para simular el paso de las marchas.

El otro modelo es la TJ Cruiser, cuyo nombre es el acrónimo de “Toolbox and Joy” y según la marca, su diseño combina características típicas de los monovolúmenes y los todoterreno, como la practicidad y la capacidad de rodar fuera del asfalto. La carrocería se destaca por sus líneas robustas y la presencia de un revestimiento de protección en piezas como capó, techo y portón posterior.

Adentro habrá asientos abatibles y múltiples soluciones enfocadas a la utilidad, mientras que toda la propuesta se asienta sobre la plataforma modular TNGA y cuenta con un sistema de tracción total permanente, que se une a un esquema híbrido, el cual mezcla un motor de gasolina de dos litros con uno eléctrico, de los que se desconocen sus datos técnicos.