Resultados IIHS: Mazda CX-5 y Mercedes-Benz Clase EÚltima Actualización: 15/07/2017

Las nuevas generaciones de estos modelos lograron el ‘Top Safety Pick +’. 

El Insurance Institute for Highway Safety (IIHS) dio a conocer los resultados de las más recientes evaluaciones efectuadas por este organismo independiente, las cuales son válidas para Estados Unidos. En esta ocasión se trata de un modelo ya vigente en el plano local (Mercedes-Benz Clase E) y otro de inminente aparición (Mazda CX-5), junto con algunos sedanes grandes disponibles en Norteamérica, entre los que se destacaron Lincoln Continental y Toyota Avalon, que también recibieron el TSP+.

En el caso del sedán de la casa de Stuttgart, el organismo otorgó la máxima calificación al evidenciar que el Clase E ofrece un nivel de protección ‘Bueno’ para los ocupantes en todas las pruebas realizadas (choque frontal con 25% y 50% de solapamiento, impacto lateral, impacto lateral contra poste, impacto trasero y resistencia estructural del techo).

El IIHS también resalta que no hubo intrusiones superiores a los seis centímetros en la cabina, al tiempo que el Mercedes-Benz alcanzó las notas más altas en las pruebas que miden el funcionamiento de los faros y los sistemas de prevención de choque y frenado autónomo.

En el caso del SUV de Mazda, retuvo las altas calificaciones de su antecesor (Bueno) en todas las pruebas, pese a que el organismo ha endurecido sus protocolos de prueba y la estructura de la CX-5 no recibió mayores modificaciones (así luzca un exterior renovado). A su vez, alcanzó el nivel de funcionamiento ‘Superior’ del sistema de frenado preventivo, el cual evitó adecuadamente el riesgo de sufrir un impacto entre 19 km/h y 40 km/h (12 mph-25 mph).

Pese a estos resultados, la Mazda no logró una puntuación perfecta, pues en las pruebas evalúan el funcionamiento de faros y en la facilidad para acomodar las sillas infantiles, recibió una calificación Aceptable. Aun así, el conjunto global de los resultados cumple con los requisitos del IIHS para otorgar la codiciada distinción en seguridad.

Finalmente, la ronda de pruebas se complementó con los Chevrolet Impala, Ford Taurus y Tesla Model S, que al registrar niveles de protección ‘Aceptables’ en la prueba del Small Overlap y resultados negativos en la prueba de faros, no obtuvieron la puntuación suficiente para ser acreedores al reconocimiento (u optar por el TSP), desmitificando así esa premisa todavía vigente entre muchos compradores, donde se cree que a mayor tamaño del auto, mayor es su nivel de seguridad.