Salón de Los Ángeles 2017: Mazda6 2019Última Actualización: 12/12/2017

Un sutil restyle y un nuevo motor turbo son los cambios más notables de este sedán.

Con miras al 2019, la marca japonesa anuncia una actualización del Mazda6, cuya tercera generación todavía se sentía fresca, pero que poco a poco se estaba quedando rezagada frente a sus rivales en el segmento mid-size. Según la marca, se trata de un profundo trabajo de reingeniería que toma como punto de partida el auto actual, tal como en la CX-5.

Tanto el frontal como el resto del auto, reciben elementos estéticos ya vistos en las CX-5 y CX-9, como son la parrilla o la forma de los faros frontales, al tiempo que se refrescó el estilo de los rines (de 17 o 19 pulgadas). A su vez, la cabina también fue objeto de algunas modificaciones inspiradas en los SUV (como la disposición y diseño de algunos elementos), al tiempo que podrá tener un acabado más suntuoso, gracias a la posibilidad de integrar materiales como cuero Nappa, madera de Sen o gamuza UltraSuede.

Al menos para el mercado estadounidense, Mazda indica que el renovado Mazda6 podrá equipar sistema de sonido Bose, asientos de ajuste eléctrico con calefacción y función de ventilación, sistema Head-Up Display más avanzado, pantalla central de ocho pulgadas, cámaras externas que ofrecen una visión cenital del vehículo y el control de crucero adaptativo Mazda Radar.

En el plano mecánico, el Mazda6 recibe un nuevo ajuste de suspensión y una recalibración en la dirección, todo ello para brindar mayor confort de rodadura, mejor control en curvas y una respuesta más precisa. A su vez, la estructura ahora es más rígida, lo cual implicó un aumento en el aislamiento acústico y la precisión en la conducción. Una novedad para 2019 será la presencia de un sistema de desconexión de cilindros en algunos modelos.

A la par con todos estos cambios, la casa de Hiroshima ha cedido a la tendencia actual y el renovado Mazda6 podrá contar con el motor turbocargado SkyActiv-G 2.5T (que también usa la CX-9) cual produce 250 hp a 5.000 rpm (227 hp con gasolina de 87 octanos) y un torque de 42,8 kg-m disponible desde 2.000 rpm. Va acoplado a una caja automática SkyActiv-Drive de seis marchas, que también está presente en la variante atmosférica del citado impulsor.

De esta forma, Mazda responde ante el reto planteado por las nuevas generaciones de Chevrolet Malibu y Honda Accord (que también emplean motores turbo de similar potencia) y se suma a otros fabricantes que emplean dicha configuración en sus mid-size desde hace varios años (como Ford Fusion, Hyundai Sonata o Kia Optima). Las ventas de este renovado Mazda6 iniciarán en la primavera de 2018 para los mercados de Norteamérica.