Salón de Ginebra 2017: Porsche 911 GT3 (991.2)Última Actualización: 18/03/2017

El modelo intermedio entre el Carrera y el Turbo recibe varios cambios de media vida.

Con un enfoque más radical que cualquier otro modelo de la gama 911, el GT3 se ha consolidado como la variante pensada para conductores puristas, enfocando todo su conjunto mecánico hacia el uso en pista.

Entre los diversos cambios, se destaca la presencia de accesorios aerodinámicos, como un discreto splitter frontal, alerón de fibra de carbono y un difusor trasero que aloja las salidas de escape, que le otorgan una gran carga aerodinámica y complementan la puesta a punto del chasis enfocada al manejo en pista.

En el interior, las modificaciones son más profundas, pues la atmosfera ‘racing’ se realza con la supresión de los asientos posteriores, la tapicería en alcántara y la preparación para montar jaula antivuelco. De serie se incluyen unos asientos delanteros deportivos Sport Plus de ajuste semieléctrico (manual para el reglaje de distancia y eléctrico para la inclinación del respaldo), que en opción pueden tener reglajes eléctricos para todas las funciones, aunque también es posible sustituirlos por unos baquets de plástico reforzado con fibra de carbono.

Dentro de las modificaciones efectuadas frente al anterior GT3 también se encuentran la presencia de un eje trasero direccional (llamado Rear Axle Steering)  y la carrocería más ancha, derivada del 911 Carrrera 4S. Otra novedad es la posibilidad de solicitarlo con caja mecánica de seis cambios, al tiempo que sigue vigente la PDK de siete marchas.

En la parte posterior se ha colocado un motor bóxer de seis cilindros y cuatro litros, de aspiración natural, el cual produce 500 hp. Acoplado a la caja PDK de siete cambios, alcanza los 100 km/h en 3,2 segundos y llega a una máxima de 317 km/h, cifras que se modifican ligeramente (3,8  segundos y 319 km/h) si se elige la caja manual de seis marchas.