Salón de Nueva York 2017: Jeep Grand Cherokee TrackhawkÚltima Actualización: 13/04/2017

Este SUV gana una versión de alto desempeño con motor V8 Hellcat.

Tras varios rumores y fotos espía, Jeep presenta oficialmente la Grand Cherokee Trackhawk, la cual cuenta con el impresionante motor V8 Hellcat (derivado de los Charger/Challenger SRT Hellcat) y se convierte en el producto más potente y rápido jamás construido por la marca.

En relación a la Grand Cherokee SRT, las diferencias estéticas son más bien sutiles y corren por cuenta de parachoques más llamativos, tomas de aire de mayor tamaño, ranuras de ventilación, capó con aberturas, detalles en color negro, rines de titanio de 20 pulgadas (con llantas Pirelli Scorpion Verde en medida 295/45 R19) y un sistema de escape con cuatro salidas. Se podrán elegir nueve colores para la carrocería: Billet Silver, Granite Crystal, Diamond Black, Ivory Tri-coat, Bright White, Velvet Red, Rhino, Redline 2 y True Blue.

Los detalles distintivos también se extienden a la cabina, pues cuenta con el display digital de siete pulgadas del cuadro de instrumentos muestra un tacómetro central, al tiempo que la pantalla táctil de 8,4 pulgadas cuenta con menús específicos para visualizar información relacionada con el desempeño y el manejo de la Grand Cherokee Trackhawk. Habrá la posibilidad de elegir entre tapizados mixtos de alcántara/cuero Nappa en colores oscuros o solo de cuero en tonos negro y rojo, apliques de metal o fibra de carbono y un sistema de audio Harman Kardon de 825 vatios con 19 altavoces y dos subwoofers.

Tal como otros modelos de Jeep, se incluye la tracción total Quadra-Trac, pero cuya caja de transferencia solo tiene una velocidad y equipa un diferencial electrónico posterior de deslizamiento limitado. Esto se complementa con el esquema de modos de manejo Select-Trac, el cual cuenta con cinco posiciones que intervienen diversos parámetros, entre ellos la distribución de potencia y torque entre ambos ejes, que puede ser 40:60 (Auto), 50:50 (Snow), 60:40 (Tow), 35:65 (Sport) y 30:70 (Track).

Como ya se mencionó, bajo su capó está el motor V8 Hellcat de 6,2 litros, que produce 707 hp y está asistido por un supercargador de 11,6 psi de presión. A fin de no comprometer el funcionamiento del sistema Quadra-Trac los ingenieros de Jeep ajustaron el motor y reforzaron la caja automática TorqueFlite de ocho cambios, que incluye Launch Control y una función llamada “Torque Reserve”, la cual genera la apertura de la válvula que agiliza el paso de aire del supercargador al colector de admisión, permitiendo una entrega más rápida de potencia y torque.

Con el fin de brindar una motricidad óptima, los asistentes electrónicos de manejo han sido calibrados específicamente para este SUV, al tiempo que se incluyen barras estabilizadoras huecas y amortiguadores adaptables de Bilstein. Por su parte, el sistema de frenos recibe unos discos Brembo de 400 mm en el eje frontal (con mordazas de seis pistones) y de 350 mm en el eje posterior (con mordazas de cuatro pistones).

En resumidas cuentas, todo este conjunto mecánico le permite a la Grand Cherokee SRT de 2,5 toneladas de peso, acelerar hasta 100 km/h en 3,5 segundos, completar el ¼ de milla en 11,6 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 290 km/h, al tiempo que podrá remolcar una carga de hasta 3,5 toneladas. Se pondrá a la venta a finales de 2017 en Estados Unidos y desde ya se erige como uno de los SUV más poderosos en producción, al nivel de la Bentley Bentayga W12 o la Mercedes-AMG G65.