Prueba: Ford Fiesta ST

Este hot-hatch se convirtió en uno de los autos preferidos por los aficionados locales. Un breve contacto fue la excusa para verificar si este potente Fiesta está a la altura de su estirpe.

Tomado de Fuel Car Magazine, Ed. 40 / Adaptación y fotos de Santiago Álvarez (@santi_al91)

Supremamente Tentador

Nuestra calificación de este vehículo

4.5

Ficha Técnica

Ford Fiesta ST

Aunque el Fiesta ST ya tiene varios años de presencia en otros mercados, en Colombia apenas tiene un año de vigencia y hace parte de la línea de modelos Ford Performance, junto con la F-150 Raptor y el Mustang Shelby GT350. Por el costo de las versiones intermedias de un Mazda3 Sport o un Volkswagen Golf 1.4TSI se obtiene un llamativo hot-hatch, para deleite de esa afición ávida de sensaciones deportivas. 

La magia de la potencia

La silueta de la vigente generación del Fiesta es bastante popular en Colombia, así que era importante diferenciar al ST desde el primer momento. Por ello cuenta con parrilla negra de tipo panal, parachoques deportivos, spoiler posterior, difusor trasero, salida de escape doble, mordazas de freno rojas y faros oscurecidos, que le dan un aspecto más agresivo. Por dentro los cambios son más sutiles, pues apenas hay algunos apliques metalizados y piezas en aluminio (como los pedales o el pomo de cambios), pero se destaca la buena sujeción de los asientos Recaro con tapizado bitono.

A la conocida y extensa lista de elementos de confort y seguridad que son estándar en toda la gama Fiesta, se adicionan elementos interesantes como sistema de sonido Sony de ocho parlantes y asientos delanteros calefactables (que nos parecen superfluos en Colombia), junto con la interfaz multimedia SYNC 3 con función MyFord Touch y pantalla de 6,5 pulgadas. Eso sí, extrañamos elementos como unos faros de xenón, sensores de lluvia y parqueo o cámara de reversa, que ya se esperan en un carro de este nivel de precios. Los acabados aún son competentes, pero el diseño y los materiales ya denotan su edad.

Con la ficha técnica en la mano, la propuesta de alto rendimiento para este pocket rocket recurre a la fórmula mágica de Ford para el siglo XXI: EcoBoost. Por ello, bajo el capó del Fiesta ST se encuentra una de sus características más llamativas. Se trata del motor turbocargado de 1,6 litros, el cual produce 197 hp a 6.000 rpm y un torque de 28 kg-m a 4.200 rpm, que son enviados a las ruedas delanteras a través de una caja mecánica de seis cambios, como debe ser en un carro de este calibre. En caso de requerir mayor aceleración, se cuenta con un Overboost que incrementa las cifras de potencia/torque en un 10% durante 15 segundos.

Teniendo en cuenta que el desempeño del auto se incrementó, Ford también decidió intervenir otras áreas, pues la suspensión del Fiesta ST es más rígida y 15 milímetros más baja que la del modelo estándar, al tiempo que se incorporaron unos amortiguadores de recorrido más corto y frenos de disco en las cuatro ruedas. A su vez, el tren de rodaje recibió rines de 17 pulgadas con llantas Michelin Pilot Sport en medida 205/40 y el control de estabilidad AdvanceTrac ahora ofrece tres modos de uso: Normal, Sport y Off.

Para mantener distancias

Obviamente la transformación de un subcompacto familiar en auto deportivo empieza por su temperamento y el motor turbo de 1,6 litros se deja sentir desde los primeros metros, al tiempo que ofrece un empuje contundente en el rango medio (2.500-4.000 rpm), que nos permiten sortear curvas en tercera o cuarta velocidad, manteniendo el ritmo ágil que imprime su chasis. Si bien las relaciones no son tan cortas (lo cual lo hace más flexible), el selector de cambios es uno de los más precisos entre sus rivales y su embrague se acopla con suavidad, por lo cual da gusto cambiar de marchas con decisión.

Los ajustes efectuados en la dirección y los frenos no solo permiten guiarlo con toda confianza a alta velocidad, sino que también brindan mejores sensaciones que en sus principales rivales. Precisamente, ese binomio entre dirección y llantas es comunicativo y ofrece un nivel de agarre que permite colocar el auto exactamente por donde uno desea llevarlo. Es cierto que hay un poco de torque-steer y subviraje, pero bastará con una simple dosificación del acelerador y algo más de firmeza en el timón para controlarlos.

Era de esperar que con una calibración más firme de la suspensión, la marcha fuese más rígida, aunque sin caer en los excesos de otros hot-hatch similares. Esto permite que el auto nos recompense con una conducción bastante placentera, pues se siente bien plantado para cruzar con bastante agilidad en las curvas. Quizá lo que más nos encantó del manejo del Fiesta ST es que se trata de un auto sumamente progresivo, que se puede ir moldeando a medida que el conductor se sienta con mayor confianza para rodar a un ritmo más rápido.

Hecho por el amor al arte... de conducir

Definitivamente no es un carro de tracción delantera cualquiera, pues incluso ofrece mayor diversión que varios autos más potentes que hemos conducido previamente. Sus 197 caballos no son una cifra escandalosa en estos días, pero el bajo peso y progresivo comportamiento permiten al conductor llevarlo con bastante agilidad. Incluso, hace que carros como BMW 120i Edición M, Seat Leon FR 1.8 TSI o Volkswagen Golf GTI se sientan más grandes y pesados de lo que realmente son.

Relativamente cómodo para el día a día, no es ese carro nervioso que se “desbocará” a la más mínima insinuación, ni tampoco ese carro old school que nos obligará a buscarle los límites para sentirlo a plenitud; más bien nos seduce con una personalidad divertida, siempre dispuesto a responder ante la más mínima insinuación de aceleración. Tras este breve contacto, no es descabellado suponer que el Fiesta ST es el capricho “más razonable” que los verdaderos aficionados a los autos hoy pueden permitirse en Colombia.

Bloc de notas

-Según Ford, el Fiesta ST cuenta con el motor de 1,6 litros más potente que se vende en Colombia. 

-Todos los Fiesta ST viene con rines de color Ebony Black y tapicería mixta de cuero negro/ y tela gris. 
 
-La carrocería se podrá elegir en cuatro tonos de pintura: Naranja Fundido, Blanco Platino, Negro Gala y Plata Puro.
 
-El fabricante declara una aceleración d 0 a 100 km/h en 6,9 segundos y una velocidad máxima de 240 km/h.
 
-Colombia es el único país de Sudamérica donde se comercializa oficialmente el Fiesta ST. Llega importado desde la planta de Cuautitlán, México.