Prueba (breve): Renault Alaskan Intens AT

 

 

La primera pick-up mediana de Renault ya se vende oficialmente en el país y tuvimos un breve contacto con su versión Intens de caja automática, en un recorrido por los alrededores de Bucaramanga

Texto y fotos: Santiago Álvarez (@santi_al91).

Primer contacto con esta pick-up

Ficha Técnica

Renault Alaskan

Tras varios años de estar enfocada a su línea de subcompactos de entrada (Logan/Sandero), la marca francesa busca tener protagonismo en otros segmentos y, como parte de su estrategia para mantenerse como uno de los fabricante líderes en vehículos utilitarios, ingresa formalmente al terreno de las pick-ups con la Alaskan, tras incursionar con la Duster Oroch, de carácter más urbano.

Aprovechando las sinergias de la Alianza Nissan-Renault, el nuevo producto de la marca del rombo tiene muchas similitudes con la Nissan NP300 Frontier, de la cual hereda casi todos sus componentes mecánicos. Sin embargo, creemos que la propuesta estética de Renault está más enfocada a los usuarios que buscan un transporte personal  y no un simple vehículo de trabajo en sí, pues detalles como los rines bitono de 18 pulgadas o los diversos apliques cromados le dan una apariencia más suntuosa.

Con cuatro adultos a bordo, la cabina resulto ser confortable, con suficiente espacio en todas las direcciones y tanto la habitabilidad, como la banca de la parte posterior, están muy bien resueltos, percibiendo una mayor comodidad que en una Chevrolet D-Max. El acceso no es complicado, pues los estribos y las amplias puertas permiten ingresar con facilidad al habitáculo, que sobresale por su calidad de armado y en esta versión Intens resulta ser más llamativo por la tapicería en cuero y las piezas forradas en este material.

Rodando en zonas urbanas, percibimos una dirección muy dócil y buen empuje desde bajas revoluciones. El motor YD25 de 2,5 litros y 190 hp ofrece una respuesta muy lineal, mientras que la caja automática de siete cambios opera con bastante suavidad en la posición D, permitiendo trabajar a ritmos descansados, aunque hubo ocasiones en las que circulando despacio se demoraba en elegir la marcha adecuada.  

Ya en carretera, encontramos que la flexible suspensión posterior permite un paseo suave, donde los típicos “brincos” de esta clase de vehículos nos parecieron mejor amortiguados que en una Volkswagen Amarok. Este esquema, que emplea muelles en vez de las habituales ballestas, contiene muy bien cualquier derrape de la parte posterior en curvas o bajo aceleración fuerte, donde también entran en acción unos asistentes de manejo muy bien calculados en su funcionamiento.

También tuvimos la oportunidad de adentrarnos por una montaña, con caminos destapados de diversas texturas (barro deslizante, gravilla suelta, tierra y rocas), en donde solo bastó conectar la doble tracción (4H) para superar sin problemas buena parte del recorrido y únicamente en situaciones muy comprometedoras (como un ascenso muy empinado o tramos de baja adherencia) activamos el bajo (4LO) y colocamos la caja en modo secuencial, para aprovechar el despegue de la primera velocidad. Durante el recorrido, atravesamos un río, sin mostrar filtraciones o complicaciones en su funcionamiento (excepto algunos ruidos mecánicos) tras superar el cuerpo de agua.

Para finalizar, no podemos dejar de mencionar la solidez que exhibió el conjunto durante nuestro breve test drive, a lo cual se suma un buen nivel aislamiento, pues son poco notorios los ruidos y vibraciones que se perciben en la cabina, aunque al superar los 100 km/h ya se hace evidente el ruido aerodinámico, algo lógico teniendo en cuenta su diseño. A la espera de una prueba de manejo más rigurosa, dejamos para una futura ocasión una opinión más profunda acerca de esta pick-up, bajo los criterios que solemos evaluar.

Bloc de notas

-De este proyecto conjunto entre Nissan y Renault, también habrá un derivado de Mercedes-Benz cuya producción iniciará en Argentina desde 2018.

-El nombre “Alaskan” proviene del dialecto del pueblo aleut, originario de las Islas Aleutianas, ubicadas entre Alaska y Rusia.